Your address will show here +12 34 56 78
Innovación

MasterCard es una empresa de tecnología con una fuerza de trabajo que traspasa toda frontera. Mastercard implementó una herramienta para tener un lenguaje común y poder crear un portafolio de modelos de negocio entre mas de 1000 personas dentro de la organización.

El RESULTADO: Una fuerza de trabajo que puede discutir, probar y crear modelos de negocios que crean valor a los consumidores.

A pesar de su éxito de negocios, Mastercard observó que su ambiente de negocios y tecnología cambiaba constantemente. Para poder prepararse y seguir siendo relevante en el futuro, los ejecutivos sabían que debían implementar una estrategia y dar a su fuerza de trabajo herramientas y habilidades de innovación.

Un lenguaje común fue la meta final para MasterCard. La habilidad que diferentes equipos dentro de la empresa (y en distintos puntos del mundo) pudieran hablar un mismo lenguaje para crear valor para el negocio. Si quieres tener un lenguaje común en tu empresa, debes tener a toda la organización a bordo. Esta alineación significaba que los equipos y departamentos fueran mas productivos cuando se comunicaban y removieran la “juntitis” donde solo había blah, blah, blah en las discusiones de planeación y estrategia. Las reuniones son oportunidades para hablar sobre algo, en lugar de solo hablar entre los asistentes.

Implementar una herramienta para crear Modelos de Negocios se convirtió en una disciplina para poder crear valor para el consumidor y la empresa.

“En el pasado, cuando buscábamos innovación en los productos, solo se trataba de eso, “agregar o tener nuevas mejores características”. No hay nada malo en eso, sin embargo, con la herramienta de Modelo de Negocios nos permite no solo ver el producto y el valor que propone al consumidor, sino que nos permite ver las formas como ese valor será entregado: quienes serán nuestros socios, nuestras actividades fundamentales, cual será la estructura de costos y de donde vendrá el dinero”
— Leigh Bochicchio, Desarrollo de Talento Global de Mastercard

RETO

  • Implementar el uso de una herramienta de innovación para crear un portafolio de modelos de negocios en una forma eficiente, costo-efectiva y escalable en distintos puntos del orbe.
  • Implementar un programa que resultara en cambio tangible de comportamiento dentro de Mastercard

La meta era desarrollar un lenguaje común que uniera a los departamentos y equipos y crear una cultura de modelos de negocio dentro de la organización.

Pero, esto no esa algo sencillo de lograr cuando tienes una fuerza de trabajo distribuida globalmente. El programa tenía que ser costo-efectivo y escalado a nivel internacional, el entrenamiento tenía que ser lo suficientemente tangible para hacer impacto dentro de la empresa.

Para lograr esto, Leigh Bochiccio y Eric Klisz (VP de Aprendizaje Corporativo y Efectividad Organizacional) se trabajo en conjunto para crear un programa piloto que pudiera ser escalado a nivel internacional.

Primero se lanzó una convocatoria para el programa lo que nos permitió detectar a los “Early Adopters” de la compañía quienes fueron completamente capacitados y empoderados con la nueva visión para la empresa. Posteriormente, estos “Early Adopters” se volvieron en Influencers hacia dentro de la compañía, mismos que hacían las veces de “conexiones” de equipo e implementación hacia “el Grueso” ,“Rezagados” y “Escépticos”.

Los Números

60 personas comenzaron el programa piloto como “early adopters” del programa de Innovación de Mastercard. Lo que permitió escalar el programa a mas de 1000 personas en distintos países, en una mezcal de equipos legal, ventas, marketing, finanzas y programación.

Aproximación

Los equipos dentro de MasterCard facilitaron un entrenamiento en línea del AOH Innovation Academy. Cada semana los equipos participaron de la siguiente forma:

  • Lunes, Martes y Miércoles: Lecciones en línea auto-guiadas (30 mins)
  • Jueves: Ejercicio práctico en persona en pequeños “Klusters de Innovación” (ej. equipos de 5 personas se les pide que hagan el mapa del modelo de negocio de la empresa juntos)
  • Viernes: Todos los participantes asisten a una sesión (presencial o en línea) con un coach de innovación dedicado.(quién esta disponible a lo largo de la semana para ayudar a los participantes con los retos.

El liderazgo de MasterCard asistió por separado a un Día entrenamiento llamado Innovation Sprint, para animarlos y envisionarlos para que “adoptaran” la nueva herramienta y pudieran usarla para lograr las metas de sus respectivos equipos.

Nuevas Habilidades

Crear Modelos de Negocio ofreció a los equipos de Mastercard una herramienta flexible para discutir nuevas ideas de negocio, o para compartir evidencia obtenida de la cultura de experimentación que ahora se incorporó a la empresa.

  • Un lenguaje común: diferentes equipos podían usar un lenguaje en común para discutir nuevas ideas.
  • Diseño de Modelos de Negocio Intencional: diseñar nuevos modelos de negocio y propuestas de valor, en una forma sistemática, efectiva y práctica
  • Cultura de la Experimentación: Probar nuevos modelos de negocios, propuestas de valor, obtener datos, pivotar y reunir evidencia antes de lanzar un nuevo producto al mercado.
  • Reinvención Constante: Usar los modelos de negocio como una forma de crear ventaja competitiva y mantener a la empresa relevante en una revolución digital cambiante.
“Logramos tener un lenguaje común para que diferentes equipos pudieran trabajar. Fuimos capaces de navegar a través de tanto ruido. Ahora tenemos un pensamiento critico, planeación de negocios, tomamos diferentes perspectivas, unimos equipos entorno a modelos. Consolidamos varios productos al usar herramientas que nos permiten ser mas estratégicos”

— Eric Klisz, VP de Aprendizaje Global y Efectividad Organizacional

¿Qué sigue para Mastercard?

  1. Mastercard ofrece dos veces al año aprendizaje guiado del Cloud Academy o Innovation Sprints.
  2. Continuamente ofrece Desayunos de aprendizaje y compartimiento de experiencias internas en cada locación.
  3. Ofrece reuniones para el prototipo de nuevos modelos de negocios y diseño de nuevas propuestas de valor.
  4. Mastercard esta expandiendo su entrenamiento para adoptar otras herramientas de innovación.

Después de completar el programa, Mastercard se asegura que las herramientas y metodologías están incrustadas en la cultura y proceso interno. Implementar una herramienta es un proceso continuo de crecimiento. Ahora MasterCard ha puesto énfasis en implementar herramientas que ayuden a validar nuevas propuestas de valor que realmente resuelvan problemas en la vida de las personas.

Tu empresa puede aprender esta herramienta de innovación.
0

Innovación
“¿Por qué no se nos reconocen todas las cosas buenas que hacemos?”, me preguntó hace poco el CEO de una gran multinacional. A fin de cuentas, la compañía tiene programas innovadores e impactantes que garantizan que las condiciones de trabajo sean seguras, programas de capacitación para ayudar a los trabajadores de bajos ingresos en su cadena de suministro a aumentar sus ganancias, numerosas iniciativas medioambientales para reducir el uso de agua, energía y materias primas; programas de diversidad y voluntariado para empleados y una fundación que hace contribuciones generosas a nivel local y global. Sin embargo, nadie parece darse cuenta. Es una queja común. Las empresas siguen tratando de mostrar al mundo que son socialmente responsables y siguen perdiendo la batalla. Anheuser-Busch y Hyundai incluso dedicaron los anuncios de la Super Bowl de este año a elogiar sus esfuerzos filantrópicos los cuales obtuvieron reacciones diferentes por parte del público. Los críticos cuestionaron la decisión de Hyundai de gastar 5 millones de dólares (cerca de 4 millones de euros) en publicitar los 15 millones de dólares (unos 12 millones de euros) donados a su programa Hope on Wheels (Esperanza sobre ruedas) en 2017. Aunque para ser justos, ha donado 130 millones de dólares –alrededor de 110 millones de euros– en sus 20 años de historia. Por su parte, Pepsi causó indignación unos meses antes cuando en su intento de parecer políticamente responsable, en un anuncio con Kendall Jenner, parecía aprovecharse del movimiento Black Lives Matter (Las vidas de los negros también importan). Empeñarse demasiado puede ser contraproducente. Un motivo importante por el que las empresas no obtienen reconocimiento por sus buenas obras es que emplean una estrategia única para comunicar sus esfuerzos, mientras que lo que necesitan son mensajes enfocados y que importen a cada una de sus cuatro audiencias diferentes:
  • vigilantes corporativos como los activistas de las redes sociales, las ONG y las agencias gubernamentales
  • empleados que quieren estar orgullosos de su puesto de trabajo
  • inversores que, en última instancia, determinan el valor y el destino de la empresa
  • clientes, junto con el público en general, que proporcionan sus ingresos y definen su identidad de marca
Muchas compañías pueden y crean un impacto social inmensamente positivo. Casi todas las grandes empresas de hoy en día realizan un amplio abanico de actividades sociales y ambientales, paralelas a su cadena de valor comercial. Hace dos décadas, estas actividades podían haber sido opcionales, pero hoy son inevitables. Cada vez más, las oportunidades para crear valor compartido que benefician tanto a la empresa como a la sociedad se están convirtiendo en una parte esencial de la estrategia corporativa. Sin embargo, las empresas siguen buscando la forma correcta de comunicar todo esto. Hasta ahora, el medio más popular han sido los brillantes informes de sostenibilidad. El 85 % de las compañías del S&P 500 publican dichos informes, que a menudo son más largos que sus informes financieros anuales. Los departamentos de comunicación corporativa altamente sofisticados envían estos informes a los medios, ONG, agencias gubernamentales, universidades y a cualquier otra persona que se les ocurra en el sector social, pero solo conozco a algunos vigilantes corporativos que realmente los leen. Lo que las empresas necesitan hacer es adaptar sus comunicaciones sobre sus iniciativas sociales para cada una de las cuatro audiencias que enumeré arriba. Consideremos lo que se necesita para obtener un poco de amor por parte de cada uno de ellos. Vigilantes corporativos. Los activistas son los inconformistas más evidentes y están atentos a cualquier impacto negativo que la empresa pueda tener. Son altamente sofisticados y buscan informes detallados sobre las actividades sociales y ambientales de la empresa y sus proveedores. Agradecen los datos en muchos informes de sostenibilidad, pero no necesitan las imágenes bonitas y la portada brillante. Los reguladores gubernamentales también se centran en el comportamiento de la compañía, no en sus buenas obras. Tanto los reguladores como las ONG desean involucrarse como socios de la compañía para abordar los problemas sociales y ambientales que les preocupan. Por lo tanto, la comunicación continua, los proyectos conjuntos y el compromiso de las partes interesadas son necesarios para construir relaciones de trabajo constructivas con esos grupos. Una empresa debe colaborar con una ONG o con reguladores relevantes para abordar los daños que ha causado. Otras audiencias nunca conocerán o entenderán estas actividades entre bastidores o los complejos desafíos de cambiar las condiciones sociales y ambientales dentro de las operaciones de la compañía o las de proveedores en países lejanos. Tales asuntos, a menudo, se negocian en privado y no necesitan una comunicación más amplia. Empleados. Muchas empresas confían en el voluntariado y en los programas de subvenciones para involucrar a los empleados y mejorar la moral. A menudo estos esfuerzos no suponen un gran cambio para los empleados ni logran un impacto social significativo. Si bien el voluntariado basado en habilidades y la filantropía estratégica son considerablemente mejores, siguen siendo periféricos y emplean a muy pocos empleados. El objetivo final debería ser que todos los empleados encuentren sentido en su trabajo diario. Esto requiere que el CEO y la junta generen un propósito social que vaya más allá de crear valor para los accionistas. La compañía tiene que vivir ese propósito, no solo hablar de él. Nestlé, Nike e IBM son tres ejemplos de empresas que lo han conseguido. Nestlé está comprometida a pasar de ser una compañía de alimentos y bebidas a una compañía de salud y nutrición. El propósito de Nike es sobre el fitness. El de IBM se trata de crear un planeta más inteligente. Los empleados de todos los niveles pueden ver y enorgullecerse de la forma en que los nuevos productos, estrategias y opciones operativas de su empresa promueven un propósito social claro. Inversores. Los inversores no solían preocuparse demasiado por cuestiones sociales o ambientales, y muchos todavía no lo hacen. Puede que esto esté inspirado en la reciente carta de Larry Fink que describe la expectativa de Blackrock de que las compañías en las que invierte generen valor social, la creciente escala de inversión de impacto e inversión ESG. También puede guardar relación con mi trabajo con el investigador de la Escuela de Negocios de Harvard (EE. UU.) Michael Porter sobre la creación de valor compartido como ventaja competitiva. Lo cierto es que, cada vez más, se reconocen los factores sociales como material para el rendimiento de las acciones. Sin embargo, pocos inversores van a leer informes de sostenibilidad o serán persuadidos por declaraciones de propósito social. Necesitan una historia clara sobre cómo el impacto social y ambiental de la empresa ofrece un mejor rendimiento económico y una ventaja competitiva. La mayoría de las empresas todavía se muestran reacias a hablar sobre cómo ganar dinero a través de su compromiso social, prefiriendo describir esas actividades como puras y altruistas. Sin embargo, los problemas sociales que se abordan como oportunidades comerciales para aumentar las ventas, reducir costes o crear una diferenciación competitiva significativa son también los que tienen el mayor impacto social. Además, comprender el beneficio económico del impacto social de la empresa es el mensaje que los inversores deben escuchar. La historia y la justificación que vincula el impacto social con los retornos económicos deben ser transmitidos en el informe anual y en la carta del CEO, los documentos que los inversores realmente leen. Público general y clientes. Cada uno de los mensajes anteriores es importante, pero ninguno tendrá eco para la mayoría de los clientes o el público en general. Con suficiente dinero invertido en publicidad, el propósito social de la compañía podría mantenerse, pero la mayoría de los consumidores se sienten atraídos por las declaraciones de la compañía sobre lo maravillosa que es la empresa. Para los consumidores, un simple mensaje en el punto de venta como “comercio justo” o “material 100 % reciclado” puede marcar la diferencia, pero no necesariamente tendrá un impacto en las percepciones más amplias de la compañía. Evitar las prácticas nocivas en la cadena de suministro y donar a las buenas causas tampoco transmitirá el mensaje. Para impresionar al público realmente, las compañías deben tomar el liderazgo en un tema, como lo hicieron Walmart, Kroger y Dick al eliminar de la venta los rifles de asalto. Paul Polman de Unilever habló sobre el cambio climático, Walmart aumentó miles de salarios de sus empleados, Paypal se retiró de Carolina del Norte (EE. UU.) después de que se aprobara la legislación homófoba y CVS cedió 2.000 millones de dólares (unos 1.700 millones de euros) en ingresos al descontar la venta de productos de tabaco. El público queda impresionado cuando una empresa habla con sus acciones y las acciones de su CEO, que representa principios importantes y está dispuesto a tomar decisiones difíciles basadas en esos principios. Estos mensajes provienen de los medios de comunicación, no de la publicidad pagada o de los informes de sostenibilidad. La compañía debe adoptar una postura audaz y oportuna sobre uno o varios problemas sociales importantes. Cualquier otra cosa se perderá en el ruido. Ya pasó el tiempo en que las empresas podían ignorar las consecuencias sociales y ambientales de sus productos y actividades, y las sanciones son enormes para quienes, como Volkswagen, intentan eludir las normas y expectativas actuales. La mayoría de las compañías han recorrido un largo camino para limpiar sus acciones. No obstante, el hecho de solo hacer lo correcto no significa obtener crédito por ello. Así que tendrá que eliminar su informe de sostenibilidad y obtener el mensaje correcto para la audiencia correcta. Asóciese con activistas y reguladores, muestre a sus empleados cómo encontrar un propósito en su trabajo, describa los beneficios financieros y estratégicos para los accionistas en su informe anual y tenga el coraje de tomar una posición pública sobre los asuntos que importan en su negocio. Entonces sí, el amor fluirá.
0

ONG's
“Nosotros los pueblos… buscando juntos soluciones globales a los problemas globales” Sede de las Naciones Unidas, Nueva York.- El equipo de AOH através de su fundador y nuestro representane en NYC se han unido a la declaración “Nosotros los pueblos”: que con esta sencilla introducción, la Carta de las Naciones Unidas establece un mandato ambicioso y noble. El estímulo para crear esta Organización procedió de la convicción, de que solo la colaboración multilateral ayudará a las ONG’s a cambiar el mundo. Sin embargo, hoy en día, el mundo se muestra cada vez más escéptico acerca del valor del multilateralismo y con esta conferencia las Naciones Unidas se enfrentan al desafío de seguir siendo relevantes y efectiva para cumplir con las metas de sostenibilidad del 2030. Nuestro Director y Fundador,  reconoció al presentar su ponencia durate la conferencia de ONG de la ONU, : “Es necesario reafirmar el valor del multilateralismo; solo mediante soluciones globales se pueden atajar los problemas globales.” Esta conferencia brinda la oportunidad de discutir maneras concretas de hacer avanzar, en estrecha colaboración con la sociedad civil, el mandato de las Naciones Unidas centrado en las personas. El nuevo sistema de desarrollo de las Naciones Unidas ofrecerá una plataforma para que las organizaciones no gubernamentales (ONG) colaboren de manera más efectiva con las Naciones Unidas a fin de hacer realidad la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible, difundirla y defenderla. Por consiguiente, esta conferencia, organizada conjuntamente por el Departamento de Información Pública de las Naciones Unidas y el Comité Ejecutivo de las Organizaciones No Gubernamentales Asociadas con el Departamento de Información Pública: Evaluará el modo en que las Naciones Unidas, los Estados Miembros y las ONG, entre otros agentes, se apoyan en la Agenda 2030 y la llevan a la práctica. • Definirá plataformas, estrategias y tecnologías con las que las ONG pueden transmitir la Agenda 2030. Estudiará cómo afrontar la percepción global de los logros y fracasos de las Naciones Unidas, que ha condicionado la actitud que se tiene hacia los valores que representa la Organización. La sociedad civil elaborará un breve documento final que se presentará en la sesión plenaria de clausura para su aprobación, el borrador puede ser leido aqui.  
0

Blockchain
Una vez superado el prejuicio que dicta que blockchain no es más que la tecnología del bitcoin y las criptomonedas, el explorador de este nuevo paradigma, que empieza a adentrarse en los entresijos de la transformación digital por interés profesional o curiosidad peregrina, descubre que la cadena de bloques aporta un sinfín de soluciones en diferentes sectores: desde una mayor trazabilidad de los derechos de autor a formar parte de un proceso electoral, y esta tecnología puede aplicarse sin lugar a dudas en las ONGS. Al ser las ONGs organizaciones sin ánimo de lucro, basan gran parte de sus ingresos en donaciones, que les permiten realizar sus actividades por el bien social. Una vez que una persona se encuentra motivada para donar ha de encontrar evidencias en la ONG que le indiquen que su dinero será bien empleado. Busca el proyecto que más les motive en la organización, que más confianza le inspire. De hecho, la desconfianza fue el factor principal que impidió donar al 56% de los españoles encuestados en el “Estudio de la Colaboración de los españoles con las ONGs” elaborado por la Asociación Española de Fundraising (AEFr) en 2016. En el mundo, la confianza en las ONGs cayó 10 puntos en 2017, hasta el 53% según el Barómetro Edelman. En el caso de las ONGs pequeñas, la situación es incluso más difícil que en las grandes ya que el poco dinero que reciben no pueden invertirlo en la publicidad que les generaría la notoriedad necesaria. Las cualidades de esta tecnología la convierten en una respuesta convincente a problemas de los más diversos ámbitos, incluido el de la ayuda humanitaria. Una plataforma de blockchain aplicada al tercer sector permite dar trazabilidad a todas las acciones que suceden desde el momento de la donación hasta que esta llega a su objetivo y genera impacto social, lo que se traduce en una mayor transparencia. Por eso la ONG mexicana AOH ha decidido apostar por la tecnología Blockchain para poder garantizar a sus donantes la máxima transparencia en la ejecución de sus proyectos. Jaime Berrocal, experto en blockchain, tiene muy claras sus ventajas. “Las personas ayudadas tienen la posibilidad de recibir más fondos, ya que estas soluciones aportan un elemento de mayor fiabilidad a las ONGs, facilitan el acceso de las más pequeñas al mercado de las donaciones, habilitan nuevos canales para aportar evidencias del empleo de fondos y mejoran la eficiencia en la gestión de programas sociales”, enumera, recalcando la importancia del último punto. La ONU estima que cerca del 30% de los fondos no alcanzan directamente a los beneficiarios porque se pierden por el camino debido a la corrupción y a los costes de gestión e infraestructuras. Íñigo Molero, coautor libro Blockchain: La revolución industrial de Internet, afirmaba el año pasado que, por su propia idiosincrasia, es complicado que las ONGs destinen parte de sus recursos en la investigación y desarrollo de esta tecnología. Sin embargo, pronosticaba que las grandes fundaciones que operan a escala internacional serán las primeras en pasar por el aro, aunque solo sea para mejorar su operativa diaria, considerando que las propuestas podrán llegar de cualquier ámbito.

Ethereum dotará de transparencia a las donaciones

Con la plataforma Ethereum cartera inteligente que necesita dos claves de acceso: una la tendrá el donante y otra el voluntario que trabaje sobre el terreno. A la hora de transferir el dinero, ambos deberán otorgar los permisos necesarios. Además, las donaciones se harán una vez que se ha cumplido el objetivo para el que se pedía el dinero. Por ejemplo, si la donación es para que una persona se libere de alguna adicción, el dinero no se liberará hasta que no haya un análisis que demuestre que está limpia. En el caso de asilo para un refugiado, el dinero no se libera hasta que no se muestre un documento que acredita que el asilo se ha hecho efectivo. Esta iniciativa se ofrecerá de forma gratuita, con licencia Creative Commons, a todas las ONG o instituciones que trabajen en la ayuda al desarrollo o catástrofes humanitarias. El uso de Ethereum ya se ha probado con éxito en un caso real, el de una malagueña que era adicta a los somníferos y al alcohol a raíz de problemas familiares. Esa dependencia le costó la custodia de sus hijos y el acabar en la calle. Allí se propuso participar al concurso convocado por Unicef para implementar la tecnología de cadena de bloques en el rescate de niños en los campamentos de refugiados.

AidChain

Aoh se encuentra experimentando en fase privada varias aplicaciones para que ONG’s utilicen la tecnologia blockchain en la plataforma de AidChain. AidCoin es un token utilitario compatible con ERC20 que proporcionará transparencia en el sector sin fines de lucro, permitiendo a las personas rastrear sus donaciones de caridad a través de la plataforma AIDChain. AIDChain proporciona un ecosistema de servicios a través de una interfaz fácil de usar, que incluye un intercambio interno para convertir las principales criptomonedas en AidCoin, una billetera incorporada para almacenar y donar fácilmente, un explorador para rastrear las donaciones de forma transparente, herramientas para conectar a los donantes con todos los actores involucrados en el sector sin fines de lucro y las plantillas de contratos inteligentes para ejecutar campañas de recaudación de fondos. AidCoin también permite a las organizaciones benéficas integrar un botón de donación, llamado AIDPay, en su sitio web que permite la aceptación de criptomonedas para sus campañas de recaudación de fondos. Los donantes pueden donar en cualquier criptomoneda o altcoin que se convertirán en AidCoin al tipo de cambio actual. AidCoin es concebido y desarrollado por CharityStars, una plataforma líder de recaudación de fondos respaldada por VC que será la primera en utilizar AIDChain y aceptar AidCoin dentro de su propio ecosistema de organizaciones benéficas, donantes, donantes de celebridades y eventos.    
0